viernes, diciembre 2, 2022
InicioOpiniónGERENCIA PÚBLICA Y ANÁLISIS DE DATOS

GERENCIA PÚBLICA Y ANÁLISIS DE DATOS

Genaro Mosquera

El avance de la tecnología en los últimos tiempos ha potenciado a los sistemas informáticos y fortalecido la capacidad del análisis de datos. Ha dotado de poderosas herramientas a los profesionales para interpretar la enorme cantidad de datos que produce la sociedad moderna dentro de una visión que pudiera denominarse “Big Data” nuevo concepto que hace ya tiempo denominábamos el análisis de los grandes números. 

Estas herramientas han permitido generar gran valor a los sectores económicos incluyendo por supuesto a la gestión publica los cuales han creado paneles informativos de gran alcance en tiempo real facilitando la instrumentación de la inteligencia artificial. Este último como concepto para calcular la frecuencia de ocurrencia de preferencias  dentro de un segmento de alta probabilidad de variables que definen el perfil de los individuos y por supuesto, de estructuras organizacionales y de mapas de comportamiento, bien sean, empresariales, gubernamentales o incluso geo espaciales y climáticos, de ahí, su enorme potencial y valor económico cuya visión predictiva se apoya en estos sistemas adquiriendo un gran valor agregado para la toma de decisiones permitiendo la optimización de los  recursos lo  cual es ampliamente apreciado para la gerencia moderna.

Las aplicaciones derivadas de tales herramientas en el sector público están siendo instrumentadas paulatinamente, aceptando su impacto y aprovechando sus aplicaciones para la toma de decisiones basadas en el resultando del análisis de los datos de individuos, empleados, agencias locales, estadales, nacionales e internacionales orientando el mismo hacia la optimización de las operaciones de gobernanza. De este enfoque se desprende la necesidad de adoptar una visión analítica sobre las bases de datos generados por la actividad social y de las acciones de un gobierno cuya respuesta en tiempo real les ofrece la oportunidad de tomar medidas prioritarias e informar de sus intervenciones rápidas a la comunidad cuando así lo exijan las prioridades en búsqueda de la eficiencia y logros en la productividad de la cosa pública.

Este cambio de enfoque obviamente moderno  permitirá a los individuos, a sus organizaciones y  a los entes oficiales acceder en tiempo real  no solo  a su información particular, sino que les permitir analizar los registros estatales con eficiencia y,  comunicarse con su administración de manera expedita y confiable, no solo  individualmente sino estructural y organizacionalmente marcando la diferencia  al establecer bucles de retroalimentación en las aplicaciones de los niveles de información  confiables y no interesadas a las comunidades y a los organismos sociales.

Es evidente que la toma de decisiones derivadas de las estadísticas generadas en cada estrato dependerá de que tan bien sean confiable sus datos y en consecuencia el análisis resultante, de tal manera que se requiere una gran madurez profesional para lograr la necesaria confiabilidad y expansión de las herramientas de Análisis de Datos y de su análisis resultante. En ese sentido, se requiere de una estrategia para el manejo de los datos y resolver los obstáculos informativos para garantizar que las herramientas usadas reflejen la realidad y puedan enfrentar con claridad la calidad de la data resultante de la composición de variables, de los sistemas y de los obstáculos que seguramente se presentan en la interpretación de la data para generar información confiable sobre la base de indicadores de riesgo apropiados en la toma de las decisiones

En general la gerencia publica moderna ha resuelto estos desafíos a través de la implementación de programas de cambio y la aplicación de la necesaria inversión para integrar el uso de la data y de su análisis en sus esquemas de funcionamiento. El espacio global del análisis de datos está evolucionando cada vez más rápido gracias a las tecnologías emergentes y a la innovación de los lideres de las organizaciones innovadoras los cuales son sometidos a un entrenamiento permanente a través de programas de formación a nivel superior que permiten acelerar la madurez de las metodologías y el uso de los sistemas avanzados ya disponibles en el mercado informático,

El desarrollo e implementación de los nuevos sistemas requieren el establecimiento de las prioridades necesarias ajustadas a las estrategias de la organización gubernamental y de su impacto en la población, todo ello en perfecta sincronía con las políticas públicas adoptadas dentro de las cuales se destacan la seguridad nacional estratégica, la seguridad pública, la justicia, la justicia electoral, los temas de la educacion y de la pobreza,

Estas estrategias deben construirse mediante un plan de desarrollo sostenido dentro de dichas estrategias y los mecanismos de financiamiento, sin dejar a un lado la calidad de la data la cual tiene que ser confiable, independiente de no mentir con las estadísticas basado en un proceso científico de investigacion metodológicamente bien diseñado dentro  de un entorno de claridad presente en cada variable que sea recopilada. Esta garantía debe concentrarse en un ente independiente del estado como son los institutos nacionales y regionales de Estadística los cuales deben recoger la data, analizar las unidades dentro de un dominio de los estudios, calibrar la calidad de cada variable y publicar la verdad y nada mas que la verdad sin interferencias oficiales interesadas, de tal manera que generen confianza en la comunidad social y económica.

Como soporte operativo se hace necesario armar equipos multifuncionales en programas donde los expertos identifiquen y certifiquen la data, se alineen a objetivos y definiciones y permitan con claridad la conceptualización plural, objetiva y exacta de los instrumentos de investigacion, recolección   y tratamiento de datos para someterlo a análisis preliminares antes de ingresar a las redes de bases de datos que originan el tratamiento de la ¨Big Data¨ y de su respectivo ¨Data Analysis¨.

En aquellos países que han  entendido claramente  la misión de los enfoque relatados se ha compaginado la gran tarea compleja de intervenir la experiencia pragmática y funcional con la transformación tecnológica la cual se alimenta de datos confiables, probablemente en el camino de la data original y el uso seguro en  las cadenas de bloques de data ¨Block Chain” las cuales se usan de manera significativa por parte de  los centros de excelencia integrados  por equipos especializados que auditan la calidad de la información cuya actividad garantiza la madurez analítica y de los resultados  al mezclar grandes bases de datos para uso generalizado. La creación de programas de Análisis de Datos en países con experiencia en tales enfoques ha permitido el diseño de esquemas funcionales absolutamente necesarios para garantizar la información, bien  sean abiertos o cerrados, o incluso certificar con claridad  la validez de las fuentes de información cualitativos o cuantitativos.

Este esquema funcional va a competir con algunos gobiernos que tergiversan, ocultan o manipulan la información ya no solo para aparentar el cumplimiento de sus políticas públicas sino con el fin manipular a las masas. Es evidente que el esquema planteado crea obstáculos enormes para lograr la creación de sistemas de “biga data” confiables contra los intereses de manipular la información, incluso de los sistemas electorales, muchos de ellos montados en sistemas informáticos de dudoso comportamiento sistémico. Frente a esa política, el desarrollo de planes estratégicos sectoriales requiere ir integrando sistemas confiables en contraste con las llamadas “fake news” que tergiversan la realidad, en otras palabras, la implementación de programas tomando en consideración las estrategias adecuadas pueden hace la diferencia entre una Gerencia Publica deficiente y una que toma de decisiones de bajo riesgo apoyado en la ciencia gerencial.

Las entidades públicas enfrentan barreras estructurales para avanzar en el sentido de disponer de sistemas eficientes de las bases de datos y de su respectivo análisis. Existe un problema de competencias, bases de datos parciales que están en manos de organismo funcionales con objetivos ideológicos, falta de talento o de disposición negativa que impiden o simulan las aplicaciones tecnológicas, es decir, sistemas parciales para los  temas de la burocracia gubernamental cuyos sistemas no están siempre al día, caídos o de difícil acceso lo cual requiere de un cambio  estructural importante para lograr la confiablidad requerida y enfrentar los desafíos incluyendo el acceso al talento sin desmedro de las restricciones políticas o incluso tomando en cuenta la complejidad de la burocracia y de sus liderazgos.

En los tiempos que transcurren, los gobiernos se deben ver obligados a cambiar de dirección, desarrollar  herramientas inteligentes, robustas y sencillas para canalizar un  porcentaje importante de tramites oficiales, entre estos, la modernización de los sistemas electorales electrónicos donde sus electores deben de disponer de registro electoral con  cuenta única ubicado en un bloque de seguridad y actualización  permanente de sus perfiles para ejercer sus derechos ciudadanos, con absoluta transparencia que permitan el ejercicio de la voluntad propia sin condicionamientos. Estos últimos aspectos adquieren prioridad para la confiablidad de la gerencia publica para la toma de decisiones efectivas de la gobernanza y la preservación de la democracia.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
80SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES