viernes, diciembre 2, 2022
InicioPolíticaNuevo proceso constituyente en Chile está en el limbo

Nuevo proceso constituyente en Chile está en el limbo

Los debates sobre un nuevo proceso constitucional en Chile están en limbo. Las reuniones de los partidos aliados del presidente Gabriel Boric con la oposición terminan en nada, por lo tanto, las posibilidades de un acuerdo para impulsar otra vez la elaboración de una Carta Magna lucen cada vez más lejos.

La contundencia del rechazo a la propuesta sometida a votación en el plebiscito del pasado 4 de septiembre caldea los ánimos del oficialismo, para definir las condiciones del nuevo proceso constituyente. La revisión de los cuatros propuestos elaborados por los cuatro sectores políticos inmersos en las negociaciones —oposición, oficialismo, demócratas y centro— complica y enreda este camino.

El diputado de la bancada del Partido por la Democracia, Raúl Soto, admite que la constituyente está sin acuerdo y es poco probable que pueda cerrarse este mes como lo tenían en agendas las colectividades mientras que el presidente de Convergencia Social, el legislador Diego Ibáñez, reprocha la dilatación para establecer una hoja de ruta, divulga BioBío. 

Propuestas con espinas

El sector opositor reunido en la coalición de Chile Vamos considera clave para la organización de un órgano constituyente de un máximo de 50 integrantes —similar al Senado— que deberían ser elegidos en votación directa, por circunscripciones senatoriales, en consideración a las regiones que existen en el país, cada una de las cuales constituirá, a lo menos, una circunscripción. De esa forma intentan esquivar el nudo electoral que representa asignar escaños reservados.

La propuesta del Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad, coaliciones a favor del gobierno de Boric, va en otra dirección. Su plan es la elección de un órgano con paridad de género bajo el nombre de “Cabildo Constitucional” con 99 representantes, incluyendo nueve escaños reservados.

Esta vez apuestan por la eficiencia que escaseo en la anterior convención envueltas en polémicas y escándalos al reducir el funcionamiento de un año a cinco meses, desde mayo a septiembre de 2023 para convocar otro plebiscito antes de finalizar el año. Además desde la Moneda plantean la creación de un comité de expertos, no vinculante, para que elabore un anteproyecto.

La ciudadanía como comodín

Con tres meses de negociaciones sin resultado, el Partido Demócratas propone una consulta a la ciudadanía sobre el camino que debería seguir el país para tener una nueva Constitución ofreciéndole como opciones, la preferencia por un órgano constitucional 100 % electo, la escogencia de un comité de expertos con 60 integrantes.

Mientras, los Amarillos por Chile -partido de centro y centro izquierda- aboga por un Consejo Constituyente 100% designado por el Congreso Nacional, que redacte una nueva Constitución, sobre la base de los 12 bordes institucionales, y sometido a un plebiscito de salida.

Una crisis en la Cámara

A Boric le complica la demora. Reconoce que la constituyente sin acuerdo es “una bomba de tiempo” porque se dejaría “pasar el momento constitucional”. El mandatario sabe que “hay algunos que dicen que esto no es prioridad pero hay cosas que eventualmente pueden no ser prioridades urgentes, pero sin embargo son muy importantes. Y el tema constitucional es sin lugar a dudas uno de ellos”.

Boric vaticina una crisis e incluso cree que será “muy difícil” convencer a la ciudadanía sobre la voluntad para cambiar la Constitución después.  

Sin embargo, la crisis por la constituyente sin acuerdo ya comenzó y extrapola a la Cámara de Diputados donde Chile Vamos junto al Partido Republicano y el Partido de la Gente acordaron presentar una moción de censura contra 13 presidentes de comisiones en manos de dirigentes del socialismo y el comunismo para pasar de liderar tres -minería y energía, deportes y recreación y agricultura, silvicultura y desarrollo rural- a 16 con estas que ahora pretende sumar.

En el lote de comisiones que la oposición aspira a reconquistar destacan la de defensa nacional, seguridad ciudadana, desarrollo social, superación de la pobreza y planificación y economía y fomento.

“Las fuerzas políticas han cambiado” afirma el jefe de bancada de Evópoli, Francisco Undurraga y con esa visión ejercerán la democracia para traspasar el mando de las comisiones, un movimiento que estremecerá las negociaciones de la constituyente.

Fuente: Panam post

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

REDES SOCIALES

585FansMe gusta
1,230SeguidoresSeguir
80SeguidoresSeguir

NOTICIAS POPULARES